Servicios y Recomendaciones

Cereza

Fruto del cerezo con figura de corazón, cuyos colores van del rojo al casi negro pasando por el amarillo. Posee vitamina C en abundancia y bioflavonoides, convirtiéndolas de esta forma en un magnífico antioxidante, que sumando a su alto contenido en ácido elágico le distingue como alimento protector contra el cáncer. Contiene también hierro, magnesio, potasio y silicio. Su consumo diario reduce los niveles sanguíneos de ácido úrico.

Aceituna

La aceituna es el fruto del olivo, que es utilizado bien para la obtención de aceites, o bien para su consumo directo. Después de un proceso de elaboración, se convierten en aceitunas de mesa. La principal aceituna que se produce en Sotoserrano es la aceituna manzanilla cacereña, la cual tiene un buen tamaño y excelente sabor.

Aceite

El aceite de oliva virgen es el zumo de las aceitunas, que ha sido separado de los demás componentes del fruto. Se puede consumir crudo, si el fruto ha sido recogido en su momento adecuado de madurez, lo cual le dará a este zumo unas buenas características organolépticas y una apetecible fragancia y sabor.

Casas Recomendadas

 

Los Apartamentos Afala han sido construidos en una antigua vivienda de Trevejo, manteniendo la estructura y características típicas de la arquitectura de la zona, pero ofreciendo al mismo tiempo un espacio totalmente reformado y realizado con mimo y detallismo.

 

Nuevos, aunque construidos a la vieja usanza, en barro, en madera y en pizarra. Los apartamentos están situados en la parte más alta del pueblo, lo que proporciona unas vistas del paisaje privilegiadas.

En total son 5 apartamentos totalmente independientes.

 

Un edificio de nueva construcción en el que hemos conseguido fusionar todos esos materiales autóctonos como son la madera de castaño y la piedra con técnicas recientes que hacen de esta casa una parada obligada en su estancia en La Alberca, además de por su comodidad, por su esmerada e interesante decoración.

 

Hablamos de un paraíso perdido, donde el tiempo se detuvo, en el que pasar unos días inolvidables: La Sierra de Francia. Todos aquéllos que vienen a descubrirlo hacen la promesa de volver y la mayoría la cumplen.

 

Las Casas Rurales JARDINES DEL ROBLEDO han sido levantadas piedra a piedra como antiguamente se hacía: muros de carga de 50 cm de grosor y vigas labradas de castaño consiguen que la estancia recoja, en invierno, calor y aporten frescor en verano.